Traducciones para el turismo

Dicen los expertos que el turismo no deja de crecer en España gracias a nuestras playas, sol, actividades culturales, la gente, las cervecitas, la gastronomía, el comercio… Existen una gran cantidad de productos y servicios que resultan muy atractivos a los turistas extranjeros, sobre todo cuando pueden entender en qué consisten. En este post queremos haceros hincapié en la importancia de hacer accesible la información de nuestro producto o servicio a nuestros clientes potenciales. Con esto no estamos diciendo que os hagáis un curso de Inglés, Chino, Ruso y Japonés, sino que pongáis a disposición de vuestros clientes información en su idioma con el fin de evitar situaciones como esta:  “Era nuestro tercer día de visita en Madrid y decidimos parar en este bar para tomar algo con unas tapas antes de ir a otro restaurante para cenar. Lo primero nadie allí hablaba inglés ni hicieron el esfuerzo. Lo único que pude hacer fue señalar algunas tapas con buena pinta, después de 20 minutos sentados en la terraza, el camarero vino con una bandeja gigantesca de canapés, puede que veinte… estaban ricos pero después de comérnoslos no pudimos ir a cenar, claro. Sólo una sugerencia, al menos el menú podría traducirse al inglés porque vi unas tapas con muy buena pinta en los carteles pero nadie nos las podía explicar. Ok, quizás fue culpa mía y debería haber llevado un diccionario de español conmigo pero como hablo portugués puedo entender bastante el español. De todas formas, volver a este bar no está en nuestros planes”. (Extraído de un post de Tryp Advisor sobre un bar de Madrid) Una crítica de este tipo puede dañar mucho nuestro negocio y nuestras intenciones de abrirnos a clientes de otros países, por ello en Traducciones Traviatta recomendamos hacer un análisis de nuestro público potencial (Origen, idioma…) y adaptar nuestra información a ellos con la ayuda de traductores profesionales no vaya a ser que en nuestro menú aparezca “Nice with tomato” (“Bonito con tomate”), en vez de “Rice with tomato” (“Arroz con tomate”), lo que puede hacer ganarnos otra mala crítica.

You may also like...